Jump to Navigation

Huayño

El huayño, forma musical y coreográfica generalizada data de la época del Incario, de alegría y belleza singulares, por su delicadeza, agilidad y gracia estéticas, como especie musical pertenece al cancionero pentatónico, danza palaciega lírica más completa del Indio Quechua, llegó a un nivel muy alto dentro de las preocupaciones culturales del imperio, depurando sus pasos, creando nuevas figuras y adquiriendo un ritmo elegante y fecundo, se lo baila en pandilla con diversas figuras, de carácter social más común de la zona andina. Sus frases musicales son generalmente cortas, de cuatro a ocho compases, que se repiten varias veces y cuyo movimiento se acelera al concluir la pieza, se lo baila en todo acontecimiento ya sea relacionado con el ciclo vital o en las festividades patronales, religiosas y profanas.

Ha llegado a los salones de la alta sociedad, habiendo sufrido transformaciones y perfeccionamiento con los procesos culturales, se ha proyectado a sistemas más completos como el de la Escala heptatónica, diatónica y cromática manteniendo los giros modales propios de los cancioneros prehispánicos.

El Huayño indígena, — dice Diaz Gaiza — es el modelo de todas las danzas en su función mixta baile y canción. Como derivados del huayño existen las formas musicales conocidas con los nombres: Kaluyo, Cacharpaya, Mecapaqueña y pasacalle etc., y música romántica como el Arawi de donde han derivado el Yaraví.



Main menu 2

Page | by Dr. Radut