Música. Adrián Patiño (1895-1951)

El impulso dado por el ministerio de Educación a este arte a partir de 1936, hizo posible la creación de la orquesta sinfónica nacional que, primero bajo la dirección del alemán Eric Eisner y luego con invitados como José María Velasco Maidana y otros, formó un cuerpo relativamente idóneo de músicos en La Paz. La fundación de la sociedad filarmónica, que realizó los anhelos del viejo círculo de bellas artes (1918-1919), impulsó las acciones musicales propendiendo a la creación de temporadas de ópera y zarzuela que cristalizaron la puesta en escena de las más características muestras del repertorio italiano, con presencia de artistas y directores del teatro Colón de Buenos Aires y en algunos casos de cantantes españoles.

Adrián Patiño (1895-1951)

Patiño nació en La Paz el 19 de febrero de 1895. Estudió con el maestro Torrico en el conservatorio nacional de música. Fue profesor en el mismo conservatorio. Fue director de la banda del colegio militar y director de bandas en el ejército. Compositor de gran sensibilidad, apeló a la tradición folklórica popular y creó un estilo musical que quizás pueda definirse como indigenista. Su obra elabora esa rica veta musical andina en composiciones como En los Andes Bolivianos y Nevando está.

En la creación musical de raigambre popular, pero en el ámbito de la música elaborada o culta, están los trabajos de Simeón Roncal, exquisito en las composiciones de cuerdas y otras variedades musicales para piano. Eduardo Caba por su parte, continuó el trabajo de Patiño del que fue contemporáneo, con música elaborada de caluyos y aires nacionales para piano. No se pueden olvidar las piezas que hicieron época en las bandas bolivianas, los llamados boleros de caballería; algunas obras de este género son ya clásicos de nuestra música, como El Terremoto de Sipe Sipe o la Despedida de Tarija.
Son relevantes también Antonio González Bravo en La Paz y Teófilo Vargas en Cochabamba; González es el primer musicólogo del país. Ambos se basaron en la rica herencia folklórica, el primero del altiplano y el segundo de la música criolla del valle; hicieron un rico repositorio de melodías indias y composiciones como La Obertura de la Coronilla, un Réquiem y otras piezas.

Jaime Mendoza Nava formado en Estados Unidos y España, creó poemas como Don Alvaro y Antawara, y Gustavo Navarre, que estudió en Francia, produjo varios Heder, sonatas y conciertos amén de una sinfonía; constituyen una pareja de compositores de tendencia universalista. Atiliano Auza de Sucre, es uno de los dos compositores que han incursionado en la ópera con su obra Incallajta.

 

etiquetas: 

Contenidos Relacionados

De entre los deportes que se han practicado en Bolivia, el fútbol es el que ha contado con mayor repercusión, no sólo por su práctica, sino por el impacto social que ha tenido como deporte-espectáculo. En la actualidad es un fenómeno social de primera importancia que influye en la vida colectiva en el mundo entero, forma parte integral de la actividad económica, social y aun política de cualquier sociedad.

El cine llegó a Bolivia el 27 de Junio de 1897 y la primera película boliviana se filmó en 1904, de autor desconocido. A partir de 1912 trabajan dos pioneros bolivianos, Luis G. Castillo y Goytisólo en decenas de cortometrajes y films a contrato. A pesar de la precariedad de medios, el cine boliviano de la época silente demostró una calidad y un sentido de la construcción narrativa que es admirable dadas las condiciones técnicas en las que trabajaba. En la década de los años veinte se produjeron los primeros largomet rajes bolivianos.

Villanueva es, sin duda, el arquitecto más destacado de Bolivia en la primera mitad del siglo XX. No sólo por su obra arquitectónica, sino porque es el padre del urbanismo contemporáneo y el creador de la primera facultad de arquitectura del país en la universidad de La Paz. Estilísticamente Villanueva pasó por el academicismo ortodoxo, la búsqueda de una arquitectura nacional y la adscripción final al racionalismo.

La fuerte influencia del neoclasicismo que dominó la arquitectura boliviana de la primera etapa del siglo XIX, es sustituida por una tendencia ecléctica y academicista que tiene su expresión en importantes edificios públicos y privados de la capital de la República, a cuyo urbanismo contribuyeron a impulsar los gobiernos conservadores. Obras como La Rotonda encargada por Belzu o el Banco Nacional de Antonio Camponovo y el Banco Argandoña de Eduardo Doynel, son ejemplos excepcionales de inspiración europea (palacios florentinos y arquitectura francesa).

La plástica boliviana del siglo XIX, influida todavía por el barroco tardío y el neoclasicismo, pasó a fines del siglo al eclecticismo. Los pintores bolivianos no recibieron la influencia de los ismos que revolucionaron la pintura europea, sino hasta fines Je los años cuarenta. Los artistas más destacados de ese momento (1880-1920) fueron José García Mesa, autor de algunas obras de inspiración francesa (Ingres), paisaje urbano y obras épicas (La Muerte de Murillo). Ángel Dávalos fue autor de naturalezas muertas y retratista expresivo.

Nació en Santa Cruz el 27 de junio cíe 1838. Flores fue ejemplo del periodismo combativo en la época conservadora. Fundó "El Imparcial" de La Paz, periódico que sufrió los avatares de la política intolerante de la época. Fue abogado de profesión, profesor universitario y renombrado masón. Representó a Bolivia en funciones diplomáticas. Flores es un símbolo de la defensa intransigente de la libertad de expresión. Hombre valiente y notable polemista, influyó fuertemente en la política boliviana desde las páginas de su diario. Murió en Santiago de Chile el 6 de noviembre de 1916.

El periodismo tuvo durante todo el siglo XIX una importancia crucial para la cultura y la vida boliviana en general. En los periódicos se debatían las ideas políticas, se hacía apología y se denostaba a los diferentes gobiernos, se desarrollaba el tono panfletario, se escribía poesía y cuento. Era, en fin, un escenario muy dinámico, tanto como el número impresionante de periódicos que nacían y desaparecían en poco tiempo.